Ejercicios de Kegel para hombres

El reportaje de hoy va destinado a los hombres, para que podáis fortalecer los músculos pélvicos a través de los ejercicios de Kegel.

Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos pélvicos, así como a devolver o a mejorar el control de la vejiga en personas con incontinencia urinaria. Dichos ejercicios se realizan mediante la contracción y la relajación de los músculos pélvicos.

También son un entrenamiento de los músculos del piso pélvico o ejercicios del piso pélvico, que si se realizan de manera correcta y regular, pueden ayudar a fortalecer los músculos pélvicos. Los músculos pélvicos se encuentran anexos a la zona de la cadera. Estos músculos actúan como un piso fuerte que ayuda a mantener los órganos pélvicos en su lugar. Algunos ejemplos de órganos pélvicos son la vejiga y el recto.

Algunas personas, en el momento de realizar ejercicios de Kegel, utilizan los músculos erróneos, y en lugar de utilizar los músculos pélvicos, utilizan los de la espalda, abdomen o del muslo. Así que para aseguraros de que estáis utilizando los músculos adecuados tenéis que intentar, por una parte, apretar los músculos para detener el flujo de pis mientras estáis orinando. Esto lo deberéis hacer varias veces hasta que sepáis qué músculos son los que se deben contraer. De este modo, cuando los hayáis encontrado, deberéis realizar los ejercicios cuando NO estéis orinando.

Por otra parte, hay que acostarse y colocar un dedo en el recto, para así contraer los músculos como si estuvieseis evitando que salga la orina y las evacuaciones. Los músculos rectales deben apretar vuestro dedo.

Los ejercicios de Kegel pueden realizarse a cualquier hora y en cualquier lugar. Podéis realizarlos por la mañana, por la tarde o por la noche (siempre de manera diaria) y se pueden hacer estando sentado, de pie, acostado o al ducharse, pero siempre hay que orinar antes de empezar ha hacerlos.
  • Contracciones lentas:
    • Contrae los músculos alrededor de tu ano, como si te estuvieses aguantando la orina y contenlos así mientras cuentas hasta 10.
    • Libera lentamente estos músculos y relájalos mientras cuentas otra vez hasta 10. Repite el ciclo nuevamente.
    • Haz una serie de 10 contracciones al menos tres veces al día o con la frecuencia que tu médico te indique. Al acabar, realiza de 5 a 10 contracciones rápidas y fuertes después de realizar las contracciones lentas.
Una manera fácil de acordarse de realizar los ejercicios es hacerlos siempre a la misma hora, de tal manera que por ejemplo los hagas al levantarte por la mañana, después del almuerzo y al acostarte. No obstante, recuerda que tienes que mantener relajados los músculos abdominales, de la espalda y de las piernas durante los ejercicios de Kegel. Tienes que sentir que se contraen únicamente los músculos entre tus piernas y tratar de no contener la respiración mientras realizas estos ejercicios.



Al principio, muchas personas no pueden contraer sus músculos mientras cuentan hasta 10. Si este es tu caso, inicia los ejercicios de Kegel apretando y relajando los músculos pélvicos durante cuatro o cinco segundos cada vez, y poco a poco ir aumentado conforme tu tono muscular mejore. El resultado se notará a partir de los 3 meses realizando este tipo de ejercicios, y a partir de las seis u ocho semanas, ya notarás que mejora el control de tu vejiga. También puedes contraer los músculos pélvicos antes de estornudar, toser o levantar algo para prevenir la fuga de orina.

Y para más información os dejo una guía en la que explicatodo muy bien profundizado sobre el mundo de los ejercicios de Kegel.

4 comentarios:

  1. Si es que el ejercicio siempre viene bien!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. pues si... jajajajajajjaajajajajajaj todo sea por disfrutar más!

    ResponderEliminar
  3. esto es una buena practica

    ResponderEliminar
  4. Utilizar un anillo vibrador y una bomba de vacío también puede apañar algo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...