Como hacer un cunnilingus



Si hace unos días hablaba de la masturbación femenina, hoy toca hablar del sexo oral a la mujer, puesto que de la felación también hablé en su día. Prácticamente todos los chicos, antes de mantener una relación sexual con su chica, la masturban de forma manual, pero no todos se animan a practicarles sexo oral, ¡con lo que nos gusta!

Las lenguas y los labios no sólo sirven para besar y al igual que a los chicos les encanta que las chicas les hagan una felación, a las chicas nos encanta que nos succionen ahí abajo.



Las bocas, los labios, las lenguas y los dientes, siempre con moderación, son capaces de causar los mayores placeres. Besar, lamer, chupar, succionar o mordisquear suavemente, todo vale, siempre que se haga con mucho cuidado, puesto que estamos hablando de dos zonas bastante delicadas.

Cuando son ellos los que juegan con nuestros genitales se llama cunnilingus, nombre que viene del latín “cunnus” que significa “vulva” y “lingere” que significa “lamer”. Según el libro “Tu sexo es tuyo” de Sylvia de Béjar, hasta hace poco el sexo oral se consideraba parte de los juegos preliminares. Ahora, muchas parejas saben que esto puede ser lo principal. De hecho, según algunos estudios, el cunnilingus se está convirtiendo en la práctica sexual favorita de muchas mujeres. Mientras que para algunas es la única forma de llegar al orgasmo en compañía, para otras supone alcanzar el primer orgasmo, ya que durante el coito van a por más orgasmos y otras ni siquiera llegan al clímax con esta práctica.

Muchas chicas rechazan el cunnilingus por una mala educación, por vergüenza, por considerar fea su vulva, por temor a que el hombre le resulte desagradable su olor y su sabor y/o por miedo a contagiarle algo. Pero si te lavas a diario y no padeces ninguna enfermedad, no tiene por qué haber ningún problema, así que déjate querer.. ¡y disfruta!

Quizá te cueste soltarte al principio pero que no te extrañe de nada si luego acabas desmelenándote, ya que muchas mujeres aseguran que los orgasmos más intensos son aquellos que se obtienen a través del sexo oral.

OLOR Y SABOR

Un dato bastante desconocido por la sociedad es que los alimentos que comemos pueden influir en nuestro olor y sabor corporal, incluidos nuestros genitales. De este modo, algunos alimentos como los espárragos, el ajo o la cebolla, y las especias como la canela, el curry o la pimienta, pueden alterar el sudor, el fluido vaginal o el semen. También el alcohol, el tabaco, las drogas y las medicinas tienen esa capacidad. Además, en el caso de las mujeres, nos influye el momento de nuestro ciclo menstrual.

¿CÓMO ABORDAR NUESTRO CLÍTORIS?

Primero, no suele gustarnos que estimuléis directamente nuestro glande clitoriano; en general, preferimos que lo hagáis sobre el capuchón que lo cubre, rotando alrededor de él, por debajo o a los lados del clítoris. Pero si a tu pareja le va la estimulación directa sobre el glande, retira el capuchón con una mano o invítala a hacerlo.

¿CÓMO USAR LA LENGUA?

Con movimientos rotatorios, de lado a lado o de arriba hacia abajo. En cuanto a la intensidad, primero poca, ya que siempre estás a tiempo de aumentar la rapidez, pero una vez hayas cogido el ritmo, no pares, puesto que si paras, a la chica se le corta toda la estimulación. Y ante todo, disfruta de ella, de su cuerpo, de su olor, y de su tacto.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...