Sexo Tántrico



Dentro del yoga existe una práctica igual de meditativa  que se ocupa de lo sexual: el sexo tántrico, una manera de practicar sexo más espiritual, en la cual predomina la sensiblidad. Tuvo sus orígenes hace 5.000 años y proviene de la antigua India y el Tibet.

El sexo tántrico permite que el hombre pueda llegar a tener orgasmos múltiples, un hecho que no se puede producir con un coito normal. Además, es mucho más intenso, los preeliminares ocupan el 70% y la penetración tan sólo el 30%. Los principales objetivos de practicar sexo tántrico son el aumento de la intensidad del orgasmo y el retraso de la eyaculación masculina, y es que una sesión de tantra puede durar entre 20 minutos y 9 horas.

En esta forma de practicar sexo se estimulan todos los sentidos, es una oportunidad de autodescubrirse a uno mismo y de explorar a la pareja, lo que permite que el placer se vuelva algo tan natural como respirar.
Según el tantra, el orgasmo no es el objetivo final sino el reconocimiento de la espiritualidad del otro a través de las caricias y el tacto. Lo principal en el Tantra es el camino y el viaje, no el objetivo. Por eso recomiendan hacer el amor una vez al mes, para que la energía sexual se acumule y el disfrute sea mayor.
Incluso se ha descubierto que el sexo tántrico además de ayudar a una relación más profunda de pareja, es una posible solución para la rutina, la falta de interés que viene con los años o algunas disfunciones como la anorgasmia, la impotencia o la eyaculación precoz.



Por lo tanto, el primer paso es escoger un ambiente cálido en el que la pareja se sienta cómoda. Inciensos, velas, flores, aceites aromáticos, bálsamos comestibles, plumas de aves,  vino y comida (uvas, fresas, cerezas, dulces o chocolates) son elementos que pueden acompañar en el momento del sexo. Una vez escogido el ambiente, llega el momento de respirar y aprender a sentir y explorar cada nueva sensación. Sorprendernos nuevamente de las cosas sencillas.

El siguiente paso son las caricias. Los expertos dicen que en la yema de los dedos fluye nuestra energía bienhechora hacia el otro, y es por eso por lo que las caricias con la punta de los dedos son sumamente estimulantes y más eróticas. Hay que disfrutar de la suavidad de la piel, oler y saborear las diferentes partes del cuerpo de la otra persona, sin tocarse todavía los genitales. Este juego de caricias puede ser ideal para descubrir nuevas sensaciones y estar mucho más despiertos cuando la práctica sea completa.
Después de las caricias vienen los besos. Un tema del que ya hablé también hace tiempo y que podéis recordar en un vídeo en el cual traté como excitar a la pareja solamente a base de besos y que en el sexo tántrico se puede aprovechar también.



Recorrer con los labios la piel de la pareja  hasta llegar a los genitales. Y en el momento que se llega aquí, cuando ya se está totalmente excitado, hay que penetrar de manera lenta, para volver más placentero el momento del éxtasis.  La primera penetración debe ser estática, es decir, el pene deberá quedarse inmóvil dentro de la vagina mientras la pareja continúa acariciándose, besándose y sintiéndose de manera suave. Será en este momento cuando el chico desee eyacular y buscar el orgasmo de inmediato, y aquí es donde deberá aprender a controlar la erección.

De esta manera, el clímax se alcanzará alrededor de dos, tres o hasta cuatro horas después de muchísimas caricias y besos tántricos. Cuando ambos estéis en total excitación y os hayáis dejado llevar por miles de sensaciones, podréis llegar al coito de una manera lenta y suave hasta que se produzca el orgasmo. 

Como hacer disfrutar con un pene pequeño

Son varios los chicos que me escriben para preguntarme como hacer disfrutar a una chica si se tiene el pene pequeño, y a pesar de que hace tiempo ya escribí un reportaje sobre esta cuestión, volveré a tratar el tema porque parece que os interesa bastante. Aún así os paso el link del reportaje anterior que hice por si lo queréis ojear. http://gemmajuan.blogspot.com/2011/02/las-chicas-no-nos-importa-y-ti.html

Según el libro ‘Tu sexo es tuyo’, el pene está perfectamente diseñado para la cópula y la reproducción, es decir, para penetrar en el interior de la vagina y depositar el semen en el fondo, de forma que facilite su entrada en el útero y, con ello, las posibilidades de fecundación. Pero en cuanto al aspecto del pene, hay una gran variedad de tipos, lo que provoca que no haya dos penes iguales. No sólo varía la longitud y el grosor del pene, también hay diferencias en cuanto al color y a la forma –muchos se curvan hacia arriba, abajo o a un lado--, cambian si están  no circuncidados, por no hablar de aquellos que lo tienen decorado con tatuajes o piercings.


El tema del tamaño es un verdadero problema para muchos chicos que viven completamente acomplejados, un tema bastante peliagudo, que según dicen, parece ser que el tamaño del pene es hereditario, al igual que lo es el color de ojos o del pelo. Además, otro dato importante también en cuanto al pene, es no fijarse en las primeras apariencias, ya que los penes que más aumentan son los menos grandes en estado de reposo, por lo que un falo aparentemente pequeño puede crecer de manera espectacular, mientras que uno mayor no.

Ellas x Ellas



Existen evidencias de conducta de tipo masculino entre las lesbianas cuando eran niñas. Según el Manual de Sexología Humana, las lesbianas como colectivo, más que las mujeres heterosexuales, decían haber sido “marimachos”. Preferían los juegos violentos a jugar con muñecas, y vestir ropa de chicos antes que bonitos vestidos, aunque también es cierto que no todas las lesbianas han tenido conductas masculinas, ni de pequeñas ni de mayores, ya que cada vez hay más lesbianas femeninas.


Pero… ¿Cómo es el sexo entre mujeres?, ¿Cambia mucho al de un hombre con una mujer? Más de la mitad de las entrevistadas contestan con un sí rotundo. Todas hemos oído la frase que dicen muy a menudo los homosexuales, “Si lo pruebas, repites.” ¿Será este el motivo del tráfico que existe a la salida del armario? A pesar de esto, Yaiza Martínez especifica que “el sexo cambia según con la persona que hagas el amor”, es decir, por una parte, el sexo “es más sensual si practicas unos preliminares eternos”, pero a fin de cuentas, según Martínez, “depende de la pareja, es más sensual si quieres, porque siempre mola sacar un lado más salvaje y no hacerlo tan monótono, ya que existen mil juguetes para no caer en la rutina del sexo oral”.

Recopilación de mis mejores vídeos del 2011


Empecé con este blog en 2011 y la verdad es que ha tenido muchísimo éxito, estoy muy contenta por el apoyo que estoy recibiendo, y quiero compartir con vosotros los mejores vídeos del 2011, a ver si os animáis a comentar y decirme de que os gustaría que hiciese los próximos vídeos, besitos!













¿Orgasmo clitoridiano o vaginal?

La eterna pregunta… ¿orgasmo vaginal u orgasmo clitoridiano?, ¿cuál hace disfrutar más a la chica? La mezcla de los dos, es decir, para haber un orgasmo vaginal es necesario obtener un orgasmo clitoridiano, puesto que lo que produce el placer no es la penetración, sino el roce del clítoris. Es por ello, por lo que la mayoría de chicas consiguen llegar al orgasmo sin haber sido necesaria la penetración al igual que otras tantas no llegan al orgasmo con la penetración, ya que muchos hombres desconocen que una acción importante del coito, mientras se le está penetrando a la mujer, es estimularle el clítoris para llegar al clímax. Las chicas disfrutan del acto sexual siendo penetradas y rozadas por el pene en el clítoris y/o con las caricias manuales.


Según el libro ‘Tu sexo es tuyo’ uno de los errores que más dañan la sexualidad femenina es la creencia generalizada de que el equivalente al pene en la mujer es la vagina (en latín, vaina, o sea, funda para el falo). Sin embargo, no son equivalentes. El equivalente al pene en la mujer es el clítoris. Y basta fijarse en nuestras respectivas anatomías genitales para darse cuenta de que quien creó nuestros cuerpos suspendió la asignatura de diseño, porque la forma en que generalmente se practica el sexo, es decir, el coito, no garantiza el placer femenino.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...